Principios Filosoficos

La vida es movimiento.

El Dr. Still, creador de la osteopatía, decía: el cuerpo es la maravilla de la creación Divina y tiene todo lo que necesita para mantener el estado de salud, solo debe conservar su movimiento y motilidad para que se cumplan los siguientes fundamentos:

Autocuración: El cuerpo, mediante un complejo equilibrio en el que intervienen sus sistemas: nervioso central, nervioso autónomo simpático y parasimpático, y endocrino, tiende a la autorregulación y a la autocuración.

Unidad del cuerpo: El cuerpo es un sistema complejo abierto. Sus componentes están en absoluta conexión e interdependencia y en relación con el entorno. Si uno de sus componentes es afectado, repercutirá en el equilibrio de la totalidad del ser humano.

La estructura gobierna la función y viceversa: Una restricción de movilidad en una estructura dificulta el buen cumplimiento de su función, asimismo, una función alterada provoca desequilibrios en la estructura de relación.

El rol de la arteria es supremo: A través de la sangre arterial los tejidos reciben sustancias como: nutrientes, oxígeno, hormonas, neurotransmisores, etc. Y a través de la sangre venosa son desechados los productos resultantes del metabolismo celular.
Este principio se refiere a la circulación de todos los líquidos del cuerpo: sangre, linfa, líquido cefaloraquídeo, etc. (el agua compone más del 65 % de nuestro cuerpo).