Sus Medios

El diagnostico osteopático consiste en identificar la "disfunción osteopática"evaluando la movilidad de las distintas estructuras.

El osteópata debe descubrir la causa de la aparición del síntoma: causa que puede estar lejos del lugar en que se manifiesta y que pudo originarse a partir de la gestación o el parto, durante la niñez o en la vida adulta.

El tratamiento:cada estructura músculo esquelética, visceral, craneal o fascial necesita técnicas apropiadas:
Osteo-articulares o manipulativas,
Funcionales,
Viscerales,
Craneales,
Somato-emocionales,
Liquidianas,
Neuromeningeas,
Reflejas.

La sutileza y la precisión de los movimientos buscados necesitan un largo aprendizaje y un importante desarrollo del sentido del tacto.
Para saber si los problemas del paciente son de su competencia, el osteópata dispone de los medios de diagnóstico de la medicina moderna: laboratorio, radiología, etc.

Los límites: la gravedad de una enfermedad, la organicidad de una enfermedad (por ejemplo: un tumor, una hemorragia, los cuadros infecciosos o inflamatorios importantes).