Deontología de Profesional

Código de Deontología de Profesionales Osteópatas Miembros de la Asociación (D.O. M.R.O.Ar.)
A continuación, algunos de sus artículos.

Artículo 3
El osteópata debe, en todas las circunstancias, respetar los principios de moralidad , de probidad y de dedicación indispensables en la práctica de su profesión.

Artículo 4
El secreto profesional se impone a todos los osteópatas M.R.O. (Ar.) dentro de los límites de la ley.
El secreto comprende todo aquello que haya sido conocido por el osteópata durante la práctica profesional, es decir, no sólo lo que se le ha confiado, sino también lo que ha visto, entendido o escuchado.
El osteópata no debe inmiscuirse en asuntos de la familia ni de la vida privada del paciente.                                   
Artículo 5
El osteópata debe respetar el derecho que posee toda persona de elegir su profesional. Se compromete a facilitar el ejercicio de este derecho.

Artículo 6
Fiel a los principios de A. T. STILL, el osteópata atiende con la misma conciencia a todas las personas que confían en él, cualquiera sea su nacionalidad, su religión, su pensamiento político, su condición, su
reputación y los pensamientos que le inspiran.

Artículo 7
Todo osteópata debe mantener y perfeccionar sus conocimientos, tomará todas las disposiciones necesarias para participar en acciones de formación continua.
 

Artículo 10
La osteopatía no debe ser practicada en forma comercial.
Están prohibidos todos los procedimientos directos o indirectos de publicidad que no estén aprobados por la Asociación, así como todo arreglo o realización que den al local una apariencia comercial.

Artículo 11
Toda dicotomía está prohibida y específicamente toda aceptación de una comisión cualquiera sea su origen.

Artículo 18
Está prohibido en toda circunstancia establecer un monto determinado para asegurar la eficacia de un seguimiento osteopático o el pedido de un adelanto.
El pago es por consulta.
Está prohibido todo contrato o convenio que implique para el paciente, la obligación
de efectuar un número determinado de sesiones.
 

De la práctica de la profesión de osteópata D.O., M.R.O.Ar.

Artículo 24
La práctica de la osteopatía es personal. Cada osteópata es responsable de sus decisiones y de sus actos.

Artículo 26
El osteópata debe proteger contra todo indiscreción los documentos y las informaciones que conciernen a las personas que ha recibido, cualquiera sea su contenido.
El osteópata debe tener el cuidado cuando utiliza su experiencia a sus documentos con fines de publicación científica o de enseñanza, de que la identificación de las personas no sea posible.
De lo contrario, debe ser obtenida la aprobación de la persona.